Scroll to top

Oficinas Sede FCC

2003

Concurso Culturales

Oficinas Sede FCC

Las grandes empresas quieren hacer destacar sus imágenes corporativas construyendo modernos edificios. Son los hitos de la ciudad actual, fruto del acelerado crecimiento económico. El desarrollo de estas edificaciones se produce normalmente a lo largo de importantes vías de circulación que acompañan al crecimiento urbano. Suelen ser edificios de carácter comercial que buscan en el exceso exterior y en la exhuberancia sus objetivos de comunicación visual. Otros edificios, quizá los menos, controlan el lenguaje desde lo profundo, con idea, rigor y precisión como mejor argumento de identidad. En nuestra opinión son los de más belleza y serenidad; los más elegantes y de mejor arquitectura. Ello refleja el espíritu de modernidad e interés cultural existente detrás de la institución. Compositivamente se resuelve el ejercicio con sencillez. El programa se había facilitado desdoblado para dos propiedades independientes y al que hay que añadir la superficie comercial. ¿Cómo hacer?: Buscamos uno de estos nuevos hitos urbanos. Dada la similitud de superficies entre las dos oficinas, plantear dos volúmenes independientes presentaba problemas difíciles de relación y suponía activar la simetría perdiéndose con ello la consideración de hito. Realizar un volumen que acogiera dos propiedades nos parecía que diluía la imagen corporativa de los usuarios. Finalmente resolvimos realizar dos volúmenes, uno vertical, sede de Fomento, representativo en su imagen a la vez que funcional, y otro horizontal que sirviendo de basamento del primero mantiene su independencia y funcionalidad sin necesidad de perder la totalidad de protagonismo. De esta manera el conjunto se percibirá como la imagen unitaria de un solo edificio, aunque manteniendo la autonomía e imagen corporativa de cada pieza. Evidentemente el edificio de Fomento quedará destacado. La idea se hace esencial por su sencillez y equilibrio: Vertical / horizontal. Para llevarla a cabo hemos necesitado aumentar algo la superficie destinada al edificio de Fomento. Dos han sido las razones: La primera para conseguir proporción volumétrica en relación con el ancho óptimo de crujía y la superficie de cada nivel, lo que nos hace elevar la altura a 10 plantas; la segunda por la intención de construir un hito que libere de masa el resto de la parcela y así poderlo destacar de esas parcelas densas del entorno que colmatan. Este aumento de superficie de las oficinas de Fomento creemos que no es inconveniente ya que a la larga quizá ese espacio sea de utilidad y en tanto podría alquilarse superficie de las plantas inferiores. La idea no puede ser más sencilla. Un volumen que se semientierra con consideración de basamento y que acoge las oficinas para vender, los aparcamientos y los locales comerciales. Este volumen genera una plataforma tensa de madera, como una cubierta de barco, sobre la que descansa el volumen vertical y un cuerpo cuadrangular sobrepuesto de oficinas para venta. Estas oficinas las hemos considerado independientes de las del nivel inferior, pero, si por cuestiones de rentabilidad interesara, podrían unirse.