Scroll to top

Biblioteca Central en Helsinki

2012

Concurso Culturales

Biblioteca Central en Helsinki

CONTEXTO

La Biblioteca se sitúa en un lugar emblemático de la ciudad, Makasiinipuisto Park, cerca del Parlamento y de otros edificios singulares. Es importante la relación con los edificios circundantes, en particular con el Helsinki Music Centre y el Finlandia Hall de Alvar Aalto. Se favorecerá al máximo esta relación con el diseño del espacio público y la disposición de áreas verdes y pavimentadas. Así, la Biblioteca se conectará de manera clara con el Finlandia Hall, con Töölönlehti bay, Mannerheimintie street, el edificio del Parlamento, el edificio proyectado por el arquitecto Steven Holl, Töölönlahdenkatu street, etc.

IMAGEN

Se plantea un edificio de aspecto ligero “flotando” como un Zeppelín en un jardín. Ello permite que el espacio público fluya bajo él entre los vestíbulos de acceso, tienda de libros y restaurante. El material exterior de fachada es de tiras de chapa ligera de aluminio anodizado en su color, generatrices de la forma, que tamizan y producen reflexión de la luz natural para crear un clima interior agradable para la lectura.

ESPACIO INTERIOR

En planta baja se disponen las piezas más públicas del programa de manera relacionada pero independiente atendiendo a distintos horarios de funcionamiento. Dos núcleos de comunicaciones y aseos conforman el sistema de apoyo del edificio. En cada núcleo hay dos tiros de escaleras independientes y protegidas de incendios. De este modo hay 4 escaleras de evacuación. Las plantas se organizan con dos medios niveles desfasados separados por un vacío longitudinal a partir de la planta primera. Los medios niveles se relacionan con una rampa. La rampa recorre todo el edificio en su centro de gravedad y está acompañada de un gran vacío con luz cenital. La disposición en medios niveles facilita la conexión y mejora la relación espacial y las visualizaciones entre las diversas áreas.

CONCEPTO ESTRUCTURAL

El esqueleto del edificio se construye a base de cuadernas de acero, como un barco, unidas y arriostradas entre sí. Entre estas “costillas” entra la luz natural. El conjunto estructural queda apoyado en los núcleos de comunicación.

FACHADAS PARA EL CONTROL ENERGÉTICO ACTIVO Y PASIVO Y CONCEPTO GLOBAL DE LAS INSTALACIONES

Las fachadas se diseñan de manera que se produzca la deseada captación energética solar por las fachadas (e incluso por cubierta) mediante placas para reconversión en energía fotovoltaica y térmica. Utilizando una variante de fachada derivada del tipo Temotion de Wicona, se plantea unos cerramientos que producen, mediante paneles fotovoltaicos, energía eléctrica reduciendo el gasto energético en un 40%. Se trata de una fachada de doble piel compuesta por módulos integrados por cámara de aire ventilada y dos pieles acristaladas en un determinado porcentaje. Esta estructura aporta grandes ventajas térmicas y acústicas y permite alojar en la fachada misma todos los sistemas funcionales del edificio: captación de energía, ventilación, calefacción, refrigeración, iluminación, etc., sistemas que se autoabastecen en un 100% de la energía consumida. La incidencia de la energía solar está regulada por unas lamas móviles reflectantes colocadas entre las dos pieles de la fachada o sobrepuestas a ella en algunos casos. Estas, a su vez, reducen las ganancias térmicas cuando no sea necesaria y proyectan la luz hacia el techo, proporcionando una agradable iluminación indirecta en el interior que favorece el espacio de lectura. Lámparas integradas en la fachada (podría utilizarse el diodo led), con incorporación de un sistema de reflexión, consiguen iluminar tanto el interior como la propia fachada exterior, consiguiéndose efectos interesantes. La fachada permite la ventilación natural y al mismo tiempo sirve de soporte para el empleo de sistemas de producción de energía renovable solar, fotovoltaica y térmica, y de acoplamiento de diversos sistemas de iluminación, calefacción, etc. En los cerramientos de fachadas se alternan paneles opacos y de vidrio, fijos o móviles, colocados en fachadas opuestas para permitir la ventilación cruzada. Podría completarse la ventilación natural utilizando un sistema de ventilación forzada introduciendo aire exterior filtrado, preenfriado o precalentado, recuperando el calor residual del aire sobrante que debería expulsarse del edificio. Se mantiene controlada la humedad interior y la temperatura en colaboración con un posible sistema de acondicionamiento de aire de los espacios. Un sistema de paneles solares térmicos, integrados en la doble piel, producirá energía térmica para calefacción, producción de agua caliente sanitaria e incluso obtención de agua enfriada para climatización mediante el uso de máquinas enfriadoras de absorción. Se completa la instalación con sistemas de recuperación de calor y aislamiento térmico en fachadas, iluminación natural y sencillos sistemas eólicos pasivos de ventilación, además de las protecciones solares oportunas en las fachadas expuestas.