Scroll to top

87 Viviendas VPO en Vallecas

Calles Monte Urgull y Emilio Ortuño. Vallecas. Madrid. 1993/2001

Primer Premio en Concurso. Premio del Ayuntamiento de Madrid. Promotor: Empresa Municipal de la Vivienda de Madrid. Superficie construida: 7.458 m2

Obras Viviendas

87 Viviendas VPO en Vallecas

Las posibilidades compositivas que ofrece la parcela son grandes. Una fachada de casi 130 m de longitud que desciende de forma regular hasta alcanzar un desnivel entre un extremo y otro de casi 8 m. Ello obliga a ir escalonando el bloque. Se producen así ocho banqueos, uno por cada portal con desniveles de 1,10 m entre ellos. Estos banqueos se producen simultáneamente en el espacio interior de la parcela relacionándose unos con otros mediante rampas. Se saca partido compositivo a estos escalonamientos de la fachada que se rematan en cubierta con áticos de viviendas retranqueadas 3 m del plano de fachada. Los casetones de ascensores y chimeneas pareadas de acero inoxidable de salidas de humos de calderas y cocinas refuerzan la imagen en la coronación del bloque. El conjunto de las 87 viviendas se reparte en dos edificios. Uno con alineación principal a c/ monte Urgull y otro con fachada a c/ Emilio Ortuño. Los núcleos de comunicaciones sirven a dos viviendas por planta. La tipología corresponde a edificación lineal con viviendas de doble crujía pareadas en torno al núcleo de escalera y ascensor. La profundidad de crujías, algo menos de 12 m, está equilibrada con el desarrollo de la fachada de cada vivienda con lo cual puede resolverse óptimamente las distribuciones interiores. La enorme disciplina a la que obliga el ajuste de superficies de las piezas que componen las viviendas, la distribución de porcentajes de las mismas y el cumplimiento estricto de la normativa VPO y de las normas de diseño de la EMV obliga a proceder con la máxima racionalidad. En las distribuciones se trata de evitar la superficie de circulación adoptándose un distribuidor amplio, expansión de las zonas de estancia. Desde este distribuidor se accede directamente a todas las piezas. A los dormitorios, este acceso se produce a través de un filtro previo que es el vestidor con armario. Un baño y aseo se articulan en la parte central de la crujía. Se agrupan con los de la vivienda contigua. Los estares son amplios y en ellos se incorporan con correderas unas cocinas funcionales. Los tendederos son amplios y se abren a un hueco vertical de ventilación por donde se ilumina la escalera. Las viviendas de esquina se resuelven con sencillez y naturalidad no produciéndose singularidades exageradas en ninguna zona del edificio. Se trata de potenciar los valores de armonía y una cierta neutralidad a través de ritmos repetitivos pues pensamos que así deben producirse las piezas residenciales en el contexto urbano. En el bloque de la c/ Emilio Ortuño debido a la reducción de la crujía a 10.14 m solo es posible la construcción de áticos si se anexionan a la planta inmediata inferior. De esta manera surgen 6 viviendas dúplex de distribuciones muy atractivas.